Sitio del Padre Leandro Bonnin

Inicio
Contacto
Libro de visitantes
Canciones
Monografías
=> La Comunión de los Santos en Teresa de Lisieux
=> La mujer de Apocalipsis 12
=> Plan Pastoral
Recursos pastorales
Parroquia
Representaciones y obras de teatro
Aquí puedes encontrar material de formación católica

ESta página está pensada para poder encontrar en ella distintos artículos o recursos pastorales que no siempre es fácil de encontrar en internet. Si te sirven usalos con libertad, difúndelos, modifícalos, etc. Todo sea para la mayor gloria de Dios

 
Plan Pastoral
2005-2010
Parroquia María Reina de los mártires
El presente documento es una monografía en la cual la consigna era elaborar un plan pastoral de una parroquia imaginaria, teniendo como hilo conductor una serie de preguntas. En él tratamos de plasmar también muchas de las ideas vertidas por Mons. Estanislao Esteban Karlic en sus Clases de Teología Pastoral, en el año 2004.
I. ¿Qué?
 

Antes de planificar las acciones concretas, debemos volver nuestra mirada al designio del Padre, del cual toda la acción de la Iglesia dimana como de su fuente (cfr AG 2).

Dios, infinitamente Perfecto y Bienaventurado en sí mismo, en un designio de pura bondad ha creado libremente al hombre para que tenga parte en su vida bienaventurada. Por eso, en todo tiempo y en todo lugar, está cerca del hombre. Le llama y le ayuda a buscarlo, a conocerle y a amarle con todas sus fuerzas. Convoca a todos los hombres, que el pecado dispersó, a la unidad de su familia, la Iglesia”

“Lo hace mediante su Hijo que envió como Redentor y Salvador al llegar la plenitud de los tiempos”. Él, en toda su existencia terrena, pero sobre todo en el misterio de su Pascua, reveló el designio amoroso del Padre y nos abrió el acceso hacia Él.

“En él (Cristo) y por él, el Padre llama a los hombres a ser, en el Espíritu Santo (que derramó en Pentecostés), sus hijos de adopción, y por tanto los herederos de su vida bienaventurada.” (CCE 1)

 

Este Espíritu Santo continúa animando y vivificando a la Iglesia, siendo el artífice de su misión.

“Siendo así que esta misión continúa y desarrolla a lo largo de la historia la misión del mismo Cristo, que fue enviado a evangelizar a los pobres, la Iglesia debe caminar, por moción del Espíritu Santo, por el mismo camino que Cristo siguió, es decir, por el camino de la pobreza, de la obediencia, del servicio, y de la inmolación de sí mismo hasta la muerte, de la que salió victorioso por su resurrección. (Ad Gentes 5)

 

La pastoral es, entonces, la acción de Cristo en la Iglesia que, siendo como su sacramento, hace presente en la creación ese designio de llevar a todos los hombres, su historia y su cultura, a la participación de la vida filial por el don del Espíritu, que nos introduce en la comunión de la vida trinitaria. Esta comunión llegará a su plenitud en la escatología, donde Dios será “todo en todos” (1 Cor 15, 28)

Esta cristificación se transmite inicialmente en el Bautismo, se perfecciona en la Confirmación, pero llega a su plenitud en la Eucaristía. Porque en ella el mismo Cristo nos asocia a su Pascua, y en ella nos devuelve transformados al Padre, en un mismo Espíritu.

 

Inspirándonos en la carta apostólica Mane Nobiscum Domine, de Juan Pablo II, en nuestra parroquia, la acción pastoral durante los próximos 6 años tendrá como finalidad que los 5000 habitantes vivamos eucarísticamente.

Para ello queremos:
 

·          Inculcar en nuestras conciencias la centralidad del Domingo, Pascua semanal, sobre todo en el encuentro con Cristo en la Eucaristía de la comunidad.

 

·          Acrecentar la Adoración Eucarística fuera de la Misa, para escuchar a Jesús y sentir los latidos de su corazón, y como acto reparador de los ultrajes y descuidos que padece en el sagrario. (cfr MND 18; 29)

 

La Eucaristía será así no sólo la fuente y la cumbre de la acción pastoral, sino también su “proyecto” (MND 25). Como fruto de esta centralidad de la Eucaristía, queremos fortalecer las siguientes actitudes:

 

·          Acción de gracias:

En nuestra cultura secularizada, que respira el olvido de Dios y cultiva la vana autosuficiencia del hombre, queremos encarnar el proyecto eucarístico en la vida cotidiana,—en la familia, la escuela, la fábrica y en las diversas condiciones de vida—, lo que significa testimoniar que la realidad humana no se justifica sin referirla al Creador. Queremos comprometernos más decididamente a dar testimonio de la presencia de Dios en el mundo, y concretamente en nuestro pueblo (cfr MND 16)

 

·          El camino de la solidaridad

La Eucaristía es también proyecto de solidaridad para toda la humanidad. Queremos que quienes participamos en la Eucaristía aprendamos de ella a ser promotores de comunión, de paz y de solidaridaden todas las circunstancias de nuestra vida. Debemos vivir la Eucaristía como una gran escuela de paz (cfr. MND 17)

 

·          Al servicio de los últimos

La autenticidad de nuestra participación en la Eucaristía se reflejará en gran parte en el impulso para un compromiso activo en la edificación de una sociedad más equitativa y fraterna. Debemos de hacer de este Año de la Eucaristía un tiempo de compromiso a afrontar con generosidad fraterna alguna de las múltiples pobrezas de nuestra parroquia. (cfr. MND 18)

 
II. ¿Quien?

No debemos perder nunca de vista que toda Acción Pastoral es obra del Padre, por el Hijo en su Pascua, en el Espíritu de Pentecostés. Ellos continúan realizando su designio salvífico a través de los siglos en y por la Iglesia.

Por lo tanto todos y cada uno de sus miembros, por el hecho de ser bautizado, debe hacerse sacramento de esta acción.

Pero no lo realizan de modo indiferenciado, sino como Pueblo de Dios jerárquicamente constituido, donde cada bautizado tiene un lugar y una función en el Cuerpo.

·          Los pastores, con el carisma de la capitalidad, sacramentando a Cristo Cabeza.

·          Los consagrados, en el servicio de su carisma específico y como profecía del mundo futuro.

·          Los laicos, consagrando el mundo entero para ofrecerlo a Dios como “hostia viva, santa, agradable a Dios” (Rm 12, 1) en el ejercicio de sus deberes en la familia y en la sociedad.

 

En nuestra parroquia constatamos con dolor que no todos los bautizados asumen su compromiso evangelizador de manera activa.

El único modo de subsanar esto es que los que lo hacen con docilidad a la gracia den testimonio de que es un servicio de alegría y caridad. Eso se manifestará en la prontitud y empeño puesto en la labor evangelizadora, la cual incluye la totalidad de la vida cristiana, ya que esta es vida espiritual.

Los agentes de pastoral, actualmente, son:

·          El párroco

·          Las tres hermanas del Huerto, cuyo carisma específico es la educación

·          El seminarista que viene de apostolado el fin de semana (desde el sábado por la mañana al domingo por la tarde).

·          12 catequistas en la ciudad y una en cada capilla.

·          5 señoras mayores en CARITAS

·          2 ministros de la Comunión en el pueblo, además de una de las hermanas, y una ministro en la capilla nuestra Señora del Carmen.

·          7 personas en la OVE

·          7 miembros del Consejo económico Parroquial

·          8 miembros de comisiones pro-templo en 2 capillas

·          8 jóvenes Mayores; 12 juveniles, 10 prejuveniles y 15 aspirantes de ACA

·          8 señoras de la Legión de María

·          2 animadores y 10 niños de infancia misionera

·          12 jóvenes y 3 matrimonios del grupo misionero.

·          9 manzaneras

·          1 matrimonio que se dedica a los cursillos prematrimoniales y asesora en paternidad responsable (instructor de método Billings).

·          Unos 30 de docentes del colegio parroquial

·          Los enfermos desde su casa, ofreciendo sus dolores. Se intentará ayudar a todos ellos a tomar conciencia del valor de este sufrimiento unido al de Cristo.

Representantes de cada institución y movimiento, con el párroco a la cabeza, forman el consejo Pastoral, como organismo coordinador de la pastoral a nivel parroquial.

 
III. ¿A Quién?

Al hombre, a todo el hombre, a todos los hombres. No sólo a cada uno como ser aislado individualmente, sino en su pueblo, abarcando su historia y su cultura. Porque todo hombre es capaz de Dios, y todas las dimensiones de su existencia pueden ser asumidas, sanadas y elevadas a ser sacramento de la Comunión trinitaria

 

En nuestra Parroquia somos aproximadamente 5100 habitantes: 3500 en el pueblo y 1600 en la campaña. Todos ellos son destinatarios de nuestra acción pastoral

Pero los primeros destinatarios somos los agentes activos, el sacerdote y la comunidad con sus instituciones y sus capillas. Esta apertura a la gracia es condición para la evangelización: “que todos sean uno para que el mundo crea” (Jn 17, 21)

Estos 5100 destinatarios no somos personas aisladas. Por eso para llegar a ellas de modo personal e individual, lo haremos teniendo en cuenta las estructuras humanas y civiles en que se encuentran insertos, acentuando las siguientes prioridades:

·          El colegio parroquial: es una escuela con los niveles EGB 1, 2, y 3 y Polimodal. Son destinatarios sus docentes, directivos, personal, los alumnos y sus familias, es decir, toda la comunidad educativa.

·          Las escuelas de gestión estatal: 2 de EGB 1, 2 y 3, 1 polimodal

·          5 escuelas en el campo: EGB 1 y 2.

·          El geriátrico del pueblo,

·          El centro clínico.

·          El grupo de familias más castigadas por la pobreza.

 

De la población total alrededor del 72% son bautizados católicos, aunque sólo el 15 % de ellos participa de la Misa dominical.

El 28 % restante se reparte entre miembros de la Comunidades eclesiales Luterana y Bautista, y entre 3 sectas presentes en el pueblo: Mormones, Testigos de Jehová y un culto pentecostal. Casi todos estos últimos están bautizados en la Iglesia católica. También ellos son destinatarios de nuestra acción pastoral. Se tendrá particular empeño entonces en hacerlos regresar al seno de la Iglesia católica.

Serán destinatarios los creyentes católicos no practicantes –que se acercan con ocasión de sacramentos o fiestas- y los no creyentes.

 
IV. ¿Cómo?

Con el amor eterno del Padre, que crea el mundo y envía su Hijo y su Espíritu para salvación del mundo

Con la caridad pastoral, que es como el compendio de las actitudes de Cristo, buen Pastor, que obediente al Padre e impulsado por el Espíritu, da la vida por sus ovejas. El contenido esencial de la caridad pastoral es la donación de sí, la total donación de sí a la Iglesia

La caridad pastoral determina nuestro modo de pensar y de actuar, nuestro modo de comportarnos, nuestro modo de pensar el proyecto de la parroquia.

Esta caridad pastoral se expresa en tres funciones que corresponden a las de Cristo: profética, sacerdotal y real.

 

En nuestra parroquia, queremos alcanzar las finalidades arriba enunciadas mediante las siguientes acciones:

 
 
a. Función sacerdotal
 

Sagrada Eucaristía.

Se hará un esfuerzo continuo por embellecer y dignificar las celebraciones eucarísticas, para que el modo de celebrar (en los gestos, los cantos, el guión, etc.) manifieste la grandeza del misterio. Es la forma principal de que Jesús sea levantado en alto, y así atraiga a todos hacia sí (cfr. Jn 12, 32)

·          Será celebrada de lunes a Domingo en el templo parroquial. El domingo celebrará por la mañana y por la tarde.

·          En la Capilla “Nuestra Señora del Carmen”, que cuenta con la reserva del Santísimo Sacramento, se celebrará cada sábado por la tarde.

·          En las demás capillas habrá Misa una vez por mes.

·          Cada semana se celebrará con la comunidad educativa del colegio parroquial, alternando una semana con cada división.

·          En las grutas se celebrará el día del patrono.

·          En el geriátrico se celebrará una vez al mes.

·          También se harán celebraciones en las escuelas de gestión estatal siempre que se presente la posibilidad, supuesto el consentimiento de los directivos.

 

·          En nuestra escuela parroquial una de las hermanas administrará diariamente la Comunión a los que la deseen.

·          Los ministros de la comunión del pueblo, y la ministro de la Capilla del Carmen, tendrán como apostolado propio llevar la comunión semanal o diariamente a los enfermos que lo requieran, en sus hogares y en el asilo.

·          La primera Comunión de los niños de catequesis se realizará en cada templo. En la parroquia se celebrará el día de Corpus Christi.

 
Culto Eucarístico

·          Se realizará la Hora Santa para toda la comunidad cada domingo y todos los primeros jueves y viernes de mes.

·          A partir del año eucarístico se realizará, en el colegio, la Adoración eucarística durante toda la mañana y la tarde de los jueves, turnándose los alumnos y los demás miembros de la comunidad educativa.

·          Para preparar la celebración de Corpus Christi se realizará una semana Eucarística, con Adoración durante todo el día en el templo parroquial.

·          Se pondrá particular empeño en fomentar la vida eucarística de aquellos que por su situación no pueden participar plenamente (separados, personas en concubinato, etc) mediante una adecuada catequesis. Esta también involucrará a la comunidad para que no sean obstáculo entre el Señor y este grupo de fieles.

 
Sacramento de la Reconciliación

El sacerdote estará siempre dispuesto para atender esta necesidad de los fieles; pero dedicará especialmente los siguientes momentos

·          Una hora antes de las Misas dominicales, tanto en la parroquia como en las capillas.

·          Media hora antes de la Misa diaria.

·          En la escuela parroquial confesará una hora el día en que celebre la Eucaristía.

·          Una vez al mes, visitará y confesará a los enfermos del geriátrico y a los que están en sus hogares.

·          Durante la Cuaresma y el Adviento, y antes de las fiestas patronales, se organizará celebraciones penitenciales comunitarias.

 
Sacramento del Bautismo

·          Preferentemente se celebrarán siempre en el templo Parroquial en la misa del domingo. También se celebrará en la capilla “Nuestra Señora del Carmen”.

·          En caso de celebrarse en las demás capillas, serán el día del mes que toque su Misa.

·          También se intentará realizar la celebración de algunos Bautismos en el día de Pascua.

 
Sacramento de la Confirmación

La Confirmación de todas las comunidades se celebrará en el templo Parroquial

 
Sacramento del Matrimonio

·          Se celebrarán en el templo parroquial, a medida que lo soliciten, aunque en lo posible no en tiempo de Cuaresma y Adviento.

·          Según los casos se verá la posibilidad de celebrarlos en la misa de la comunidad.

 

Sacramento de la Unción de los enfermos

El sacerdote estará disponible para administrar el sacramento de unción a aquellos que lo requieran.

 
Exequias

·          El sacerdote hará lo posible para poder acompañar a cada familia en el duelo por sus difuntos, sobre todo mediante la celebración de las exequias y su presencia en el entierro.

·          En lo posible se hará siempre la misa de cuerpo presente, que será muy cuidada en todos los aspectos –la celebración, los cantos, la homilía, etc.- por participar en ella muchos que habitualmente no vienen.

 
Culto Mariano

·          La Legión de María será la encargada de animar y hacer vivir a la comunidad las grandes fiestas marianas, sobre todo en el mes de María en preparación de la Inmaculada.

·          Preverán el rezo del Santo Rosario antes de las Celebraciones Eucarísticas.

 
 
b. Función profética
 
Catequesis litúrgica

·          La primera catequesis litúrgica es el modo en que se celebra.

·          El seminarista tendrá como primer apostolado realizar antes de la Misa una catequesis litúrgica de carácter mistagógico, para favorecer que los fieles puedan celebrar los sacramentos de modo consciente, piadoso y activo. (SC 48)

·          Otra tarea suya será el formar y consolidar en estos seis años un equipo de liturgia, que se encargue de preparar dignamente todos los aspectos de la celebración. En lo posible involucrará personas que no participen de otros movimientos.

·          La formación litúrgica será un punto fuerte sobre todo a lo largo del año Eucarístico para todos los movimientos e instituciones

 
Retiros espirituales

·          En dos días feriados a concretar se realizará un retiro para los miembros del Consejo económico, ministros de la Eucaristía y la OVE.

·          También se realizará dos retiros para los jóvenes de la ACA y el Grupo misionero

·          En otros dos retiros participarán los miembros de CARITAS, Legión de María, manzaneras y Catequistas.

·          También dos retiros por año por año para el personal del colegio y dos para los alumnos de la secundaria.

·          Dos tandas de ejercicios espirituales ignacianos abiertas a toda la comunidad, en tiempo de vacaciones, predicados por otro sacerdote.

 
Catequesis

·          En la sede parroquial la catequesis se llevará a cabo los sábados por la tarde, a continuación y unida a la Santa Misa.

·          En cada capilla se realizará catequesis sacramental. Estará a cargo de las maestras de la escuela de la zona, en un día entre la semana, en la misma escuela.

 
Formación

·          Se realizará una vez por mes una reunión con los responsables de cada movimiento e institución, al igual que los retiros intergrupales, para crear conciencia de Iglesia, unión en la comunidad y corregir falencias; para fomentar lazos de fraternidad y no permitir que se formen grupos aislados entre las instituciones. Se insistirá en que esta comunión encuentra su fuente última en la Eucaristía.

·          Se llevará a cabo cada año 2 cursos formativos para todos los jóvenes sobre la vida moral cristiana (p. ej.: educación para el amor y bioética)

·          Se realizará un taller de espiritualidad para adultos y ancianos.

 
Pastoral de la educación

·          El párroco se reunirá mensualmente con las religiosas, para planificar y evaluar las actividades pastorales en la escuela.

·          Reunión con padres con ocasión de la entrega de los boletines (una vez cada tres meses), aprovechando la oportunidad para su formación.

 
Actividades con los alumnos:

·          Juntamente con las religiosas, y con la finalidad de brindar una educación integral, se realizarán actividades apostólicas adecuadas a cada curso, en las cuales el sacerdote intentará estar presente lo más posible, para que su presencia no se reduzca a lo sacramental.

·          También se realizará, con el mismo fin, un campamento anual de cada curso, al que el sacerdote al menos visitará con ocasión de posibilitar su confesión y celebrar la Eucaristía. 

 
Medios de Comunicación.

La parroquia tiene un espacio radial en la FM del Pueblo, una vez por semana. Éste será llevado a cabo por un equipo de laicos, reservándose al sacerdote el pensamiento espiritual La finalidad de este programa es llegar con la palabra de Dios a aquellas personas que aún no se han acercado al ambiente parroquial.

 
Ecumenismo

En fechas cercanas a Navidad y Pascua, y durante la “Semana por la unidad de los cristianos” se intentará realizar un acto ecuménico con las comunidades eclesiales cristianas presentes en el pueblo. De esto estará encargada la ACA y el Grupo misionero conjuntamente, en compañía del sacerdote.

 
 
c. Función pastoral
 
CARITAS

·          CARITAS de la parroquia tendrá como misión transparentar la caridad de Cristo sobre todo para los más necesitados. Deberá representar el esfuerzo orgánico por hacer vida el “amor hasta el fin” (cfr Jn 13, 1) que se celebra y recibe en cada Eucaristía. Como acciones concretas deberá:

·          Concientizar a la comunidad del deber de ayudar a los más necesitados.

·          Organizar y distribuir quincenalmente las donaciones de alimentos y ropa.

·          Visitar sus hogares para conocerlos y realizar en lo posible una promoción integral de las personas.

·          Continuarán supervisando la huertas comunitaria, y los talleres de costura y panificación

·          Se encargarán también de la difusión y realización de las Colectas de CARITAS y “Más por menos”

·          Como finalidad última buscarán llevarlos a su plenitud en Cristo, mediante una adecuada catequesis –quincenalmente al entregar la ayuda, y en sus hogares, iluminando y guiando hacia Jesucristo su realidad concreta. Ésta sólo encuentra su plenitud llevándolos a participar en la Eucaristía.

 
Pastoral de la salud

·          Las visitas de los enfermos es una obra de misericordia que debe proponerse a todo cristiano.

·          La Legión de María tendrá como apostolado propio la visita al asilo.

·          Las Manzaneras se encargarán de dar a conocer al sacerdote de los distintos enfermos del pueblo.

 
V. ¿Dónde?

En todo lugar, porque toda la creación puede ser ámbito de comunión de los hombres con Dios.

Pero principalmente allí donde se actualiza sacramentalmente la Pascua de Cristo, como lugares consagrados de modo especial a la glorificación de Dios y la santificación de los hombres.

 

Ya se han nombrado muchos lugares específicos de la actividad pastoral en nuestra parroquia. Ahora especificaremos algunos más.

 

·          La parroquia es naturalmente el centro de las actividades: catequesis, ACA, Infancia misionera, CARITAS, Legión de María, cursos y talleres, etc. Toda la comunidad debe llegar a considerarla como su casa.

·          Las capillas son también lugares privilegiados. Para favorecer la integración y conocimiento entre los miembros de las comunidades, los retiros de un día programados se realizarán en las capillas de la campaña, de modo rotativo.

 
Para que todo el pueblo esté lleno de la presencia de Dios:

·          Se colocará en cada punto cardinal de acceso al pueblo una imagen de María, cuyo cuidado estará a cargo de los distintos grupos parroquiales.

·          Cada Barrio tendrá su propia gruta con la imagen de un santo. Esta gruta será cuidada por las personas del mismo barrio, y se celebrará la Eucaristía con ocasión de su fiesta Patronal.

·          En cada escuela se buscará colocar una imagen sagrada. Además se intentará que cada aula tenga su crucifijo y su imagen de María.

·          En el asilo de ancianos se buscará que haya un lugar destinado a la oración. Además se les facilitará que en cada habitación haya un crucifijo y una imagen de María.

·          Se realizará un sondeo y se buscará que en cada una de las instituciones de la comunidad (el Club, la Cooperativa, la Municipalidad, etc) haya una imagen Sagrada.

 
 
VI. ¿Cuando?
Todo momento es capaz de Dios. Dios manifiesta sus signos en el tiempo del hombre.

Pero algunos de ellos son constituidos de modo especial como tiempos sagrados. En primer lugar, la pascua semanal (Domingo). Esta se prolonga en el año litúrgico, en la preparación y prolongación de la Pascua de Nesurrección (Cuaresma y tiempo Pascual) y la Pascua de Navidad (Adviento y tiempo de Navidad). Tiene también un momento privilegiado en la fiesta patronal, que es la pascua de la parroquia.

 

Ya se han mencionado algunas tiempos fuertes de acción pastoral en nuestra parroquia. El año litúrgico será el marco de la vida pastoral.

·          Durante la Cuaresma se celebrará asiduamente el Via Crucis, además de realizarse el via crucis viviente el mismo Viernes Santo, con la participación de todos los grupos.

·          De igual modo se realizará el pesebre viviente en tiempo cercano a la Navidad.

·          Otro momento importante será el mes de María, en el cual la imagen de nuestra Señora recorrerá los hogares que quieran recibirla. Esta actividad será coordinada por la Legión de María.

·          La fiesta Patronal ocupará también un lugar importante en cada año, con su novena. De igual modo cada capilla intentará dar realce a la fiesta de su patrono con un triduo de preparación. Estas serán actividades importantes sobre todo para involucrar y fomentar la unidad entre todos los miembros de la comunidad y favorecer la participación de todas las instituciones civiles del Pueblo: autoridades municipales, escuelas, Policía, agrupaciones, etc. a quienes se invitará especialmente.

·          También se insistirá en la vivencia diocesana, dando el adecuado relieve a la fiesta patronal diocesana y realizando la novena de preparación.

 
VII. Ad gentes

Partiendo de la premisa de que toda acción pastoral hacia los que no creen y los no practicantes es ad gentes, se planifica:

·          Con el grupo misionero y la infancia misionera misiones barriales o por manzanas bimestralmente, con un particular acento en Navidad y Pascua, para invitar en la participación en la vida parroquial, informar de las actividades que se realizan, y fundamentalmente para llevar la palabra de Dios.

·          El grupo misionero y la Infancia se encargarán de animar el mes misionero y de concientizar a la comunidad de la solicitud por la misión de la Iglesia Universal.

·          El sacerdote dedicará además un día por semana para visitar los hogares, teniendo como meta llegar a visitar todas las familias, de modo especial los más alejados y los que no creen.

 
 
 

Ideario

·          En esta cultura del éxito y de la eficiencia, el peligro del sacerdote hoy es el activismo. Pero la vida interior es alma del apostolado. Por eso es clave reservar siempre espacios para la contemplación, la formación permanente y la fraternidad sacerdotal. Sin ellos el sacerdote quedará vacío, y perderá el sentido de su ministerio y la fecundidad.

·          El sacerdote es el primer destinatario del plan pastoral. Deberá pedir la gracia y esforzarse por encarnar él primero los objetivos del plan.

·          En principio su disponibilidad es absoluta, sin horarios. Esa disponibilidad será su martirio, en su doble aspecto de testimonio y amor hasta la muerte. Debe ser buen pan, eucaristía que se deje devorar por las necesidades de los fieles. Pero sabrá ordenarse en esta donación, para que sea integral y no le ocasione trastornos físicos o psíquicos. Para ello es importante que tenga un profundo conocimiento de los propios límites.

·          No deberá descuidar nunca el trato personal con la gente. Debe reservar algunas horas a la semana para recibir a aquellos que deseen hacerle consultas, o tan sólo que deseen ser escuchados. Las personas perdonan casi todo al sacerdote, menos que las trate mal o sea irónico con ellas.

·          La Iglesia debe ser casa y escuela de comunión. El párroco es como el alma de la comunión parroquial: debe evitar a toda costa ser polémico, intrigante o poco transparente. Es muy importante testimonio la comunión del sacerdote con las religiosas y entre los grupos de la Parroquia. Es una condición para el crecimiento de la comunidad “que sean uno para que el Mundo crea” (Jn 17, 21) y la verificación de la autenticidad de nuestra celebración Eucarística: “ya que hay un solo pan nosotros todos, aunque somos muchos, formamos un solo Cuerpo, porque participamos de un único pan” (1 Cor 10, 17)

·          El sacerdote no puede hacer todo ni estar en todas partes. Debe saber hacer prioridades. Una de ellas es estar presente como sacerdote en los momentos clave de la vida de las personas: alegrías (boda, bautismo) tristeza (enfermedad, muerte). Por ejemplo, preparando personalmente a los novios para la celebración del matrimonio –sin excluir, por supuesto, la colaboración de los laicos- para lo cual el expediente matrimonial le concede una oportunidad indelegable.

·          El celo apostólico nos hace formar apóstoles, “multiplicadores”. No tener miedo de dedicar tiempo a la dirección espiritual, como verdadero momento de guiar a los fieles a la santidad.

·          “Nada hay verdaderamente humano que no encuentre eco en su corazón. (GS 1). El sacerdote debe meterse en el alma de su pueblo: conocer su historia, amar sus tradiciones, sentir como propios todos los acontecimientos humanos que puedan ser elevados al Señor.

·          Es importante caminar el pueblo. Su sóla presencia es sacramento del amor de Dios que se acerca a sus vidas cotidianas. Acercarse a los hogares, a su vida concreta.

·          Deberá también esforzarse porque la parroquia no sea una isla, sino que se inserte en la Diócesis y en la Iglesia Universal. Eso se transmitirá ante todo en su actitud habitual ante las directivas del Obispo y de la Santa Sede, y en el entusiasmo con que viva su obediencia.

·          El testimonio de pobreza y desinterés económico del sacerdote es muy importante. Ha de velar porque todos los asuntos económicos parroquiales sean manejados con gran transparencia. La austeridad en el nivel de vida que lleve – auto, esparcimiento, etc.- es un signo del reino futuro. Plantea el interrogante a quienes sienten recelo: ¿por qué este hombre vive así? ¿por qué se da hasta el fin desinteresadamente, sin esperar nada a cambio?. La avaricia, en cambio, es otro de los pecados que los fieles no perdonan en el sacerdote.

·          La síntesis de toda la existencia del pastor debe ser la Eucaristía. Todo su ministerio debe tener a Jesucristo Pascual no sólo como fuente y cumbre, sino también como forma. Esto significa que el sacerdote debe estar continuamente muriendo de amor por sus fieles, para hacerlos resucitar a la vida nueva de la gracia. La Eucaristía dará sentido a todos los pequeños episodios de los que se compone su vida concreta: cuando sufra, estará conmuriendo con el Señor; cuando goce, estará conresucitando con él, anticipando la Pascua eterna de la escatología. Para poder vivir así, deberá comenzar y acabar su jornada junto al Sagrario. Intentará vivir cada acción como preparación o prolongación de la renovación de la Pascua que celebra. Así como toda la economía encuentra su centro en el Misterio Pascual, y todo el plan pastoral en la Eucaristía, así su día deberá estar todo él dirigido hacia la Misa. Deberá pedir todos los días la gracia de celebrarla como la primera, como la última y como la única Misa de su vida.

·          El amor a María es garantía de fidelidad sacerdotal y fecundidad apostólica. Un sacerdote mariano es un sacerdote fiel, porque la Madre y formadora del Sumo y eterno sacerdote lo protege del Maligno, le infunde sus virtudes y sentimientos, lo educa en la fidelidad y en la disponibilidad a la voluntad del Padre. El sacerdote no debe tener temor de mostrarse piadoso y con una ternura de niño ante María, porque ese testimonio es fundamental para que los fieles descubran la esencial dimensión mariana de la existencia de un cristiano.


Hoy habia 6 visitantes (54 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
Materiales

Material de formación

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=